Gano el Blues

conc 1

Por Martin Sassone.
Fotos: Matias Colombatti
Fuente: http://malbecblues.blogspot.com.ar/

lunes, 25 de junio de 2012

Anoche tuve el honor de integrar el jurado del Primer Concurso de Bandas organizado por la Escuela de Blues y Blues en Movimiento. El escenario fue República de Acá, en Lacroze y Álvarez Thomas, donde se presentaron cinco bandas en vivo: dos de Capital, una de Longchamps, otra de Ramos Mejía y la restante de Rosario. El evento estuvo sensacional. La organización fue impecable, hubo muy buena onda, excelente música y una gran compañía.

Los responsables de todo fueron Gabriel Cabiaglia, Mauro Diana, Florencia Rodríguez y Gabriel Gratzer, éste último también fue el maestro de ceremonia. Sentados a mi lado estuvieron otros dos colegas, Pablo Piñeiro y Guillermo Blanco “Señor Alvarado”, el productor y músico, Mariano Cardozo, todos ellos amigos con los que compartimos ya muchas noches de blues. Los otros dos miembros fueron Diego Ripoll y la cantante Cristina Dall. Pero el desafío de anoche sobre el escenario en realidad había comenzado hace varios meses. Los chicos de Blues en Movimiento vieron y analizaron la performance de decenas banda por video y finalmente eligieron a estas cinco.

50 Negras Blues Band

Las reglas eran simples. Para las bandas, tres temas en 20 minutos cada una; para nosotros, puntuarlas de de 1 a 10, mientras comíamos una rica pizza con un buen malbec. El lugar estaba casi repleto de familiares y amigos de los más 30 de músicos que estuvieron en escena. Primero comenzó 50 Negras Blues Band, una banda eléctrica que tocó, por ejemplo, clásicos del blues como Long distance call y Crosscut saw. Sonaron bien, pero tal vez, por ser los primeros, arrancaron un tanto nerviosos y tuvieron un par de desacoples. De todas maneras creo el cantante es muy bueno y tienen presencia arriba del escenario.

Luego siguió otra banda porteña con un nombre curioso y una propuesta diferente. Atún blues ofreció un sonido country, muy Nashville, que nos sorprendió a todos. Los dos primeros temas campestres me gustaron, uno me pareció que era Lovescik blues, sobre todo por las armonías vocales. Pero en el único blues blues que tocaron, Before you accuse me, se los notó como que no estaban muy cómodos.En tercer lugar subieron al escenario unos muchachos del sur bonaerense, con saco y sombrero, que se presentaron bajo el nombre de Black Jack. Ellos fueron los únicos que tocaron dos temas propios y cantados en español, que sonaron un poco a la Mississippi y otro poco a Memphis, pero que estamparoncon un sello personal. El cantante, en este caso, compensó algún desliz vocal con mucha actitud arriba del escenario. Y me gustaron algunos arreglos interesantes que mostraron, aunque para el último tema no fueron muy creativos con la elección de Got my mojo workin’.

 Después apareció en escena Semilla Negra, un dúo de dos chicas rosarinas, Florencia Ruiz y Natalia Nardiello, que presentó un set de canciones tradicionales como Stealin’, un tema viejísimo que recuerdo haber escuchado por la Memphis Jug Band; otra de Memphis Minnie, que me pareció que era In My girlish days; y por último St. James Infirmary. Pero más allá del exquisito repertorio la propuesta fue muy interesante desde lo instrumental por la combinación de teclado, banjo y voz, algo que no se ve con frecuencia por estos pagos. Ellas tuvieron algunos problemas de sonido, unos acoples molestos que de todas maneras no influyeron en su buena presentación.

Natalia Nardiello – Semilla Negra

Cerró el quinteto de Ramos Mejía, Delta Catfish. Su presentación, por el estilo, se asemejó a la de 50 Negras. Blues eléctrico con un anclaje en Chicago y con un repertorio que combinó a Muddy Waters y Little Walter. Si bien la elección de temas no fue sorprendente –incluso también tocaron Got my mojo workin’- sonaron más ensamblados que los demás. Se notó una buena conexión entre todos ellos, una rítmica sólida y mucha prestancia de cara al público. Y muy buena la armónica de Alejandro Álvarez.

 Delta Catfish

La elección fue muy reñida: en segundo lugar quedó Semilla Negra y ganaron los Delta Catfish, quienes ahora podrán grabar un EP de tres temas producidos en los estudios de la Escuela de Blues y abrirán una de las noches del Ciclo Blues en los Barrios. Pero más allá de la contienda en sí, lo importante fue que un evento así se pudo llevar a cabo y que, seguramente, el año que viene se volverá a repetir. Y, como dijo Mauro Diana, el verdadero ganador fue el blues.

No hay comentarios

Envia tu comentario


Queremos contactarnos con artistas y bandas de todo el país para establecer un vínculo que nos permita a todos llegar a lugares que de otra forma sería muy difícil

Sumate!
Pedi tu remera